Índice
Página de ne.mccausland
Formacion
fotos Uganda 2001
fotos SABENA
  
Una Carrera con Mucho Vuelo
la aviacion y yo - mi modesta contribucion
24 años que tuve un día.
 

  Nelly Mc Causland Cruz



  Bogotá, Octubre 2 1948



     Nacionalidad:Española desde 1983                                                                                         

¿Que es la aviacion para una veterana como yo, que nació en un hogar formado por los fundadores de una de las seis agencias de viajes, pioneras del turismo en Barranquilla, Colombia?  Tierra Mar y Aire, primero, viajes McCausland, después.  Que hice mi primer billete de avión a los doce años, ayudando a mis padres a organizar un grupo a las Islas de San Andres y Providencia, acompañé a los 17 como Tour Conductor a un grupo de colegialas (yo entre ellas) a la Expo 67 de Montreal.





Corría el año 1952 y Jaime Correal, dueño de Tierra Mar y Aire,  apostó por un barranquillero de pro, bajito y honesto. Fué el pan y sustento de nuestra familia y cuando tuve edad de trabajar entré en el mundo de la aviación de la mano de una grande: Pan American Airways. Mi primer amor, mi primer trabajo.





¡Que hermosos fueron aquellos años!  Viajar era aventura, algo glamoroso y una experiencia única! Habia auténticos exploradores y aventureros, ilusionados con las cosas diferentes que se podían descubrir. El turismo no había hecho aun tabla rasa de los valores autoctonos de muchos paises y lejos estaba aún el yuppie estresado, el ejecutivo voraz. Trabajar en una línea aérea daba caché, categoría y ansiabas hacerlo por tener la  opción de viajar a cualquier lugar del mundo, gratis, por la gorra. El mundo se volvía pequeñisimo,  podias hacer tus sueños realidad. 




El primer viaje de una sudaquita a Europa, cuando terminaba ya el año 1968, fue en compañia de Julianne Levy, hija de alemanes y secretaria  de Ramiro Salazar, director de PAISA, Cia Panameña de Aviación que KLM representaba. Paris fué nuestra meta y en Madrid solo hicimos escala. No me interesaba entonces, ¡Quien lo iba a decir! Mucho frío y fin de año en un hotel cercano a Pigalle. Aquello resultaba muy bohemio. Llevabamos bajo el brazo el libro de Arthur Fromm "Europe on Five Dollars a Day" y de alli sacabamos las direcciones de hoteles y restaurantes. Amsterdam, Hotel de la Post, que aun hoy dia existe, Roma y al final Hamburgo donde Jula se quedó y yo regresé sola a Colombia pero no por mucho tiempo: En Enero de 1970, alentada por mi prima Mariela McCausland, cogí mi maleta roja, mis siete cajas de discos y libros y me planté en la antigua capital del reino que fundó Felipe II: Magerit. Había quemado mis naves y tardaría algunos años en volver al redil de las líneas aeréas.


 Pero los sueños se siguen y persiguen y el gusanillo de viajar no me abandonaba. Fuí guía y auxilio de turistas durante casi tres años hasta que me decidí por la aventura de una granja colectiva o Kibbutz en Israel. Hicé Aliya. Emigré invocando a mi bisabuela sefardí, convertida al catolicismo por amor a un cristiano como en el mas hermoso romance medieval; pero me espabiló una guerra, aquella del Yom Kippur que espabiló tambien a mas de un israelí que vivía aun de los logros de otra guerra liquidada en solo Seis Dias. Esta duró mas de un mes y fué cruenta, las bajas innumerables.


Al termino de la guerra volví a Madrid con parada y fonda en Suiza e Inglaterra. Tras algunos ensayos fallidos entré a formar parte de la plantilla de Alia, Las Líneas Aéreas Jordanas. Fueron casi dos años agradables, con gente simpática pero con escasa paga. De esa época recuerdo lo mucho que reiamos . Al pobre gordo (Suhail Azar), el director, no lo tomabamos muy en serio, organizando timbas de ajedrez y Damas por las tardes pues durante estas él jamas aparecía. Había mucho trabajo pero le dabamos un aire. Era entonces ALIA la única línea árabe y Madrid estaba llena de estudiantes procedentes del Medio Oriente y los vuelos salían a rebosar. Visité Jordania y la imponente Petra. Una de las maravillas de este planeta.    Por mejorar la paga me pasé a Sabena y allí, yo que fui devoradora de los libros de Von Daniken, cumplí mi sueño de visitar los moais de la Isla de Pascua por la irrisoria cantidad de  17 pesetas. 






 





 

MIS FOTOS EN SABENA.  Si quieres  ver una Web  hecha por  antiguos  colegas, entra tambien en    http://users.pandora.be/sabenapictures/http://users.pandora.be/sabenapictures/
   "Experiencia profesional".
1967-1969 Comenze mi andadura en el mundo de la aviacion a la tierna edad de 18 años y me inicié en KLM como agente de Billetes y Reservas en B/quilla, Colombia .
1969-1970 Como KLM pagaba francamente mal me pase a Pan American Airways, que ya me habia entrenada dos años antes, sin sueldo. Alli hice solo Reservas. 
1970-1972

Barranquilla, me ahogaba. Emigré y fui a parar a Madrid donde trabaje para Viajes Transit primero y luego para  Travellers International, como transferista en ambos casos. Este trabajo consistia en recibir a los pasajeros en el aeropuerto, trasladarlos al hotel y venderles, incluso organizarles las excursiones a Toledo, Escorial y Valle, Segovia-Avila- La Granja y proporcionarles asistencia para lo cual estabamos unas horas en el hotel en una mesa a la que llamabamos Hospitality Desk.




Fueron dos años ajetreados y gane mucho dinero, pero tuve poco tiempo para disfrutarlo. Un poco harta de ese mundillo acepte viajar con grupos mexicanos contratada por Rogelio de Mexico Travel Plans y probe suerte como guia - correo. Recorri Europa, enseñando ciudades que yo misma no conocia, con un chofer español, Virgilio y otra guia de nacionalidad finlandesa, Marian. Toda una experiencia.  

1973

En un arranque aventurero emigré a Israel y me instalé en un kibbutz: Givat Haim Ihud. Alli pise algodon, recogi citricos, limpie vateres, la cafeteria y lo que se terciara y aprendí Hebreo para establecerme en el Estado de Israel.







En Israel me quedé casi un año y despues de la guerra del Yom Kippur volví a España. Despues de deambular por diferentes agencias de viajes de cuyos nombres prefiero no acordarme, recalé en Alia, Lineas Aereas Jordanas primero y dieciocho meses mas tarde en Sabena Lineas Aereas Belgas el 1º de Febrero del año del Señor de 1977. En Sabena desempeñé los puestos de Billetes y Reservas en la Plaza España y Carga en la antigua Terminal. En el año 1991 me traslade a la oficina de Ventas de Billetes en el Aeropuerto donde estuve hasta la quiebra de la compañia, el triste 7 de Noviembre del año 2001.







Durante dos años fui una  parada mas de esta España que "iba bien". Cargada de experiencia, nadie queria a una veterana de 53 años que amó su profesion y la desempeñó con honradez y entrega.



A los pocos meses me llamo Tony Paredes que dirige el GSA que representa a la Qanta la linea aerea de Australia. Necesitaba a alguien que se ocupara de las reclamaciones de los pasajeros. De esta manera alterne unas horas de colaboracion con la Qantas con la venta de la Thermomix hasta que casi apure el paro y me vi en la necesidad de buscar un contrato fijo.



Oportunamente y gracias a un amigo, surgio ADP CLEARING, Dto de Sales Audit, empresa que se dedica a auditar los cupones que emiten las agencias a algunas compañias. Alli estuve casi dos años y aunque el primer año fue bastante entretenido, el segundo fue nefasto y a punto estuvo de acabar con mi escasa cordura. En fin, este trabajo tiene poco que ver con el mundo del viajero, y yo no pegaba alli ni con cola, asi que cuatro lineas dedicadas a este sitio, son mas que suficientes, es suficiente decir que lo mejor que obtuve de este sitio fue la amistad de unas personas que tampoco siguen alli, pero fue una suerte conocerlas.


Hablando en tiempo presente, a los diez dias de marcharme de ADP, volvi a Qantas, y en estos momentos estoy haciendo lo que mas me gusta: hablar con el personal de las agencias, hacer billetes, reservas y orientar al  viajero que esta a punto de realizar su sueño.



 







 

    "Si deseas contactar conmigo" .

.

  

Puedes enviarme un e-mail a ne.mccausland@eresmas.net
    "Otra direccion e-mail:"
Contacta conmigo en nelly.mccausland@gmail.com
Cronica  de un día de Trabajo  en el chiringuito del  Aeropuerto
El alegre chiringuito de Sabena  1998
 

Esto lo escribí para el Taller de Escritura Creativa cuando nos pidieron que describieramos un dia cualquiera





 





Lo titulé: Cronica de un Dia en un Chiringuito de Barajas





Me hizo muchisima gracia cuando leí la propuesta de escribir sobre un día cualquiera, corriente de nuestra vida. La vida en el Aeropuerto de Barajas es todo menos corriente mas bien una aventura y una incognita.





Cuando me aproximo al aeropuerto me suelo preguntar "y hoy con que me encontraré?"  Trabajo en uno de los aeropuertos mas caoticos de Europa, atendiendo público; allí todo es posible: desde que te escupa un pasajero insatisfecho o que se estropee un avión, listo (creías tu) para el despegue y te desembarquen a 80 o 120 personas, algunas convertidas en energúmenos, dispuestos a descargar en tí su malhumor, y tu los recibes con tu mejor sonrisa a medida de las circunstancias, cara de póker y traje de comunión para presentar  la otra mejilla como manda la Biblia y la paciencia del Santo Job. ¿O no eres acaso tu la culpable de la niebla en Bruselas, la lluvia en Madrid, la congestión del tráfico aéreo europeo, la pieza defectuosa del avión y hasta de la pérdida del eslabón?  Aquí es donde queda al descubierto la estulticia humana, ese egoismo que se adueña de nuestra "civilización" y que nos hace creer que somos únicos, sobre la faz de la Tierra:





- "Señorita, "dicen algunos indignadisimos "Yo tengo un problema!"





Y los demas, que igualmente hacen la interminable cola, estan allí, seguro, esperando a Papa Noel.  He visto a diplomaticos actuar como autenticos gañanes y a gente muy humilde exhibir delicadeza asombrosa, a unos políticos con altura moral y humana y otros con menos galanura.





Pero no creais que todo es crujir de dientes. Mis experiencias son a la postre, mas positivas que negativas. Si eres receptiva y estas atenta, rozaras vidas extraordinarias, escucharas historias conmovedoras que te dejaran un calorcito en el corazon: el guerrillero de Tupac Amaru que te describe la agonía de su pueblo; la norteamericana abierta, locuaz, que se echo al monte de un villorio griego fronterizo con Albania, dejando su comodo trabajo en Nueva York, por el amor de un hombre; despojos humanos de las purgas suramericanas; la sensible superviviente de un accidente de aviación; la sexagenaria cubana que vive la tragedia de no poder subsistir con la exigua jubilacion que el comandante les asignó a ella y a su marido, teniendo este ultimo que emigrar a Uganda, separarse de su mujer de la que nunca se había separado en mas de cuarenta años, y trabajar como si aun fuera un chaval. Muchos te ofrecen el caudal de sus confidencias y te cuentan historias dignas de una novela. Historias y personajes que te hacen olvidar al egoista y al patán. Ahondo en sus vidas y dejo que sus historias afloren y perfumen la mia.





Otras veces no queda tiempo para escuchar; con un auricular en cada oreja, una cola de gente que espera a ser atendida, multiples problemas que resolver, debes templar los nervios y reprimir unas locas ganas de tirarlo todo y salir corriendo para no ver a aquel que llegando en ultimisimo momento pretende coger el avion como si del Expreso de Guadalajara se tratara y ademas ¡cargado de maletas! Ay, las maletas.  Unos, como el caracol, viajan con la casa a cuestas. Discutes para que abonen la tarifa establecida por exceso de equipaje. Las religiosas, en su caridad infinita, van cargadas de articulos que son muy necesarios en paises desfavorecidos. Pero nos meten en un lío monumental ya que en este trabajo no hay clausula que exima del pago por caridad o altruismo. Otros alegan que su viaje es de larguisima duración, pero esto tampoco esta contemplado ni cuela, o que son estudiantes becados y no tienen un duro; el africano, que cual rey Baltasar, vuelve a su tierra cargado de regalos para su numerosa parentela. Y asi me paso gran parte del día, discutiendo y esgrimiendo siempre las mismas razones: que esto no es una ONG, que solo se permiten 20 kgs y si acaso cinco de cortesía, que no soy la dueña de la compañía... etc. etc. Discutir, coaccionar amablemente para que paguen, hacer pequeñas concesiones; atender al despistado que pierde su billete, carnet o maletin, al que roban o apalean para robarle, al que estafan o al que asiste al entierro de algun ser querido, o viaja para recoger su ultimo suspiro. Cuantos llegan al mostrador con la tragedia pintada en el rostro, las huellas del cansancio producido por un trabajo esclavo, la tension de un constante viajar, por trabajo no por placer. A todos se les intenta ofrecer una sonrisa, una palabra de aliento. Al final de la jornada renga y extenuada, llevas a casa el convencimiento de que todo esto, bien vale la pena.





 





Madrid, 29 de Noviembre de 1996